Blog de David

Blog erotico

relatos eroticos de mi vida sexual con chicas tv y trans

David y Evelyn 3: amo tu pasión cuando me follas la garganta.

Escrito por davidcdmx5 09-04-2018 en transexuales. Comentarios (0)


Hola amores, ya había pasado un largo tiempo que desafortunadamente no he podido escribirles, y confesarles mis aventuras sexuales con mujeres transexuales… bueno hasta ahora con Evelyn, esa belleza transexual que ya conocen de mis relatos anteriores. Hoy quiero contarles un poco más, espero lo disfruten.

Ese día Evelyn me propuso un trío sexual… desafortunadamente yo no tenía mucha experiencia y me dio un poco de miedo, “Evelyn, no se, me da un poco de miedo” ella me dijo que no tuviera miedo, que no era nada del otro mundo, pero que sí sentiría mucho placer cuando follaramos los 3, yo le pregunté si la otra persona era transexual, me dijo que no, y me recalcó “por favor no me vallas a ser infiel con otra mujer transexual, pero esta bien si tienes sexo con hombres y con mujeres, mientras yo sea la única mujer asi en tu vida” se había levantado del sillón, se acercó a mí, sus ojos brillaban con sinceridad, yo me mordí los labios instintivamente, ella me agarró de la cintura y luego agarró mis nalgas, abrió grandes sus manos y abarco mi culo cuanto pudo, con sus dedos índices empezó a acercarse a mi ano, y cuando estuvieron justo en la orilla, mi corazón latía durísimo y respiraba entrecortadamente, me calentaba tanto estar en las manos de Evelyn que me mareaba fácilmente. Ella me miró con esa mirada penetrante tan extrañamente masculina y femenina al mismo tiempo, luego sin avisar mordió mis labios y medió sus dedos en mi ano, fue riquísimo!!!! Me encantaba la sensación que estaba recibiendo en mi culo y en mi boca al mismo tiempo, Evelyn no dejaba de comerme los labios mientras sus dedos jugaban con mi ano a su entero placer, mis manos trataban de agarrarla toca, sobando sus piernas torneadas, su cintura breve y sabrosa, tus caderas amplias y sus nalgas abundantes, asi como sus pechos no tan grandes, pero suaves y preciosos, su cuello estilizado y su mentón al mismo tiempo masculino y femenino… era magnifica la sensación de estar siendo seducido sexualmente por alguien a quien podía referirme como hombre o como mujer y que en ciertas partes de su cuerpo tenia características de ambas… eso lo sentí al máximo cuando agarré su pene, bastante grueso y suave, con un prepucio delicioso que ya había probado antes, empecé a masturbarlo y metí un dedo justo bajo el prepucio pero sin recorrerlo, a Evelyn parecía gustarle mucho eso, adelantó su mano y metió uno de sus dedos en mi ano (ahora su propiedad) tratando de alcanzar mas y mas adentro, y con el otro dedo abriendo la entrada del culo que empezaba a morirme de ansias por entregarle para que lo follara tan duro como quisiera, empecé a decir su nombre una y otra vez, tratando de marcar en mi mente que yo ya le pertenecía, y ella me dijo “quiero ser tuya” el sonido de su voz hizo que yo sintiera un cosquilleo en los tímpanos, y empezó a bajar por mi espalda, mientras ella continuaba jugando con mis agujeros, yo agarré fuerte una de sus nalgas y una de sus tetas, mientras trataba de que nuestros penes se frotaran, el mio no tan grande pero un poco más grueso que el suyo.
nos seguimos cachondeando hasta que de alguna forma terminamos en la cama, Evelyn estaba acostada y yo encima de ella, frotando su pene lubricado por el liquido preseminal de ambos, a media erección, mientras con la otra mano volví a agarrarla de su mentón, y bebía de su boca con pasión y amor.
Evelyn se mordió los labios y se dio la vuelta, me dio las nalgas, como antes y ya varias veces había hecho, yo estaba erecto y lubricado, así que la penetré en un solo movimiento, ella gimió fuerte, le dolía, pues yo había entrado demasiado deprisa, pero al mismo tiempo yo amaba entrar así en su ano, mas apretado y firme que cuando usaba mi lengua para prepararla, Evelyn se agarro de la cobija y yo agarré sus manos, le dije al oído “sienteme ahora que estoy dentro de ti, como se desliza mi carne dentro tuyo, como tus nalgas se abren y reciben mi cadera mientras te penetro mi amor, mi amor, mi preciosa Evelyn” empecé a repetir su nombre una y otra vez, por alguna razón, cada vez que pensaba su nombre, y que ella es una mujer transexual, algo saltaba dentro de mí, empecé a follar duro su ano, apretado y sabroso, llevé nuestras manos entrelazadas alrededor de ella y la abracé, mientras empezaba a follarla cada vez más duro, mis huevos hacían sonidos bofos y sabrosos al dar contra su culo y nuestros testículos se tocaban compartiendo sudores deliciosos, me puse mas caliente todavía, y me senté encima de Evelyn, sin dejar de penetrarla, agarré fuerte su cintura y metí mi pene con todas mis fuerzas, duro, una y otra vez, viendo ese hermoso culo recibir mi verga bien dura y gruesa, sintiendo como cada pliegue de su ano se estiraba con mi duro invasor, gritaba su nombre y cosas sucias y ricas, mientras Evelyn era todo en mi mente, hasta que sentí un gran shok, un orgasmo intenso y rudo, como un flash que hizo que mi cuerpo la siguiera follando por si mismo mientas el placer me invadía y borraba todo de mi mente hasta quedar solos ella y yo, mi verga penetrando tan duro y tan hasta el fondo como podía, eyaculando mi esperma en el intestino de mi amada novia transexual, cuando la ultima gota se semen y de sudor salieron de mí, caí rendido encima de mi dama, lamiendo su cuello, su sudor delicioso murmurando su nombre y lo rico que tenía el culo, lo apretado que seguía su ano.

Cuando me recuperé del orgasmo, Evelyn me estaba mirando supongo que tan enamorada como yo, no se si sacó mi semen de su interior, pero tampoco le pregunté, pensé que ella podía hacer con mi leche como prefiriera, al fin y al cabo, ya se la había entregado en lo mas hondo de su ser…

Salimos a pasear a la plaza delegacional, donde la feria anual ya se había instalado, en ese momento la comunidad ya conocía a Evelyn y la trataban bastante bien, aunque a mí todavía no me tomaban confianza, pero igual disfrutamos mucho esa tarde, jugamos a disparar a las piezas de plomo, dardos, comimos pan (aunque a mi no me sabe muy bueno) pasamos a una expsición de foto, me presentó a sus amigas, una señora que vendía gorditas de masa azul, una amiga de ella también transexual y platicamos sanamente, ya entrada la tarde fuimos a comprar cobijas con los tipos esos que venden con micrófono y hacen un show de su venta de cobijas y baterias de cocina, y luego fuimos de inmediato a estrenar la cobija y comprar palomitas refresco y todo lo necesario para disfrutar la noche que ya venía, mandé un mensaje para decir que iba a pasar la noche fuera, y caminamos abrazados hasta su casa, ya para este momento conocía bien a sus roomies, y sin problemas entramos en su habitación (se había cambiado y ahora estaba sola en un cuarto) yo fui a preparar los bocadillos y chismear un poquito con sus amigas en lo que Evelyn ponía lista la habitación, a los 5 minutos entré y me llevé una sorpresa…
Evelyn estaba vestida con una lencería preciosa, tanga y conjunto color morado que hacia su delicioso cuerpo verse todavía mas excelso, deje la comida en la encimera y me avalancé sobre ella, “mi amor que hermosa estas, de verdad estoy muy sorprendido” ella se sonrió y yo toqué con el borde de mis dedos sus caderas desprotegidas por la lencería, acariciando su cadera repetidas veces, besé sus manos perfumadas y volví a recorrer suavemente con la punta de mi dedo su brazo hasta su cuello, pero ella se resistió y me abrazó tiernamente, le pregunté si algo estaba mal, ella me dijo que quería disfrutarme más, yo entendí a lo que se refería, la besé dulcemente y traje los bocadillos al sofá-cama, ella le dio play a la película y la vimos aunque a menudo me distraía su precioso cuerpo curvilíneo, y creí ver dos veces que su pene se erectaba bajo su tanga, pero estábamos haciendo algo especial, a lo que no se llega solo con sexo, por duro y profundo que sea (y eso que me gusta lo duro y lo profundo)
 cuando terminó la película teníamos bastante sueño, asi que nos acurrucamos como cucharitas, ella dándome la espalda y yo en contacto con su rica espalda y con su precioso trasero hacia mí… no pude dormir, poco a poco fui sintiendo como el deseo se despertaba en mí, Evelyn empezó a besar mi mano, y frotar su trasero grande y delicioso contra mí, su cuerpo perfumado, la lencería, la intimidad, esta mujer transexual me estaba seduciendo, pero más que eso, me estaba enamorando realmente, y lo mas, que me estaba enamorando los sentimientos a la vez que me hacía tener tanta sed de su sexo.

Cuando me dí cuenta ya estaba besando la espalda de Evelyn, lamiendola y dándole pequeños mordiscos, llamándola con nombres de cariño, acariciando su cuerpo, esta vez estaba decidido a hacerla disfrutar, me metí adentro de la cobija con aroma a nuevo y me perdí entre esta y la piel perfumada de mi mujer, pero pronto sus pezones, su ombligo y su pubis me pusieron en el camino correcto, le lamí con fruición la V de su bajo vientre y seguí el caminito hasta ese triangulito de tela que tanto disfrutaba pero que estaba en el camino esta vez, me detuve a oler el aroma de su precioso sexo, ese sexo que tanto había aprendido a disfrutar en las semanas anteriores, luego con mi nariz y lengua fui quitando poco a poco la tanga, disfrutando del sabor salado de la piel de su pubis, su pene empezó a reaccionar y a empujar contra la tela, ella quería quitarse la tanga y llenar mi boca de una vez pero la detuve, prefería hacerlo poco a poco, por que ya sabia lo que quería para esta noche…
con mi nariz y lengua quité primero la parte de sus testículos  y empecé a besarlos y lamerlos lentamente, calentándolos con mi aliento y estimulándolos hasta que se empezaron a hinchar, produciendo ese delicioso liquido que muchos de las chicas y chicos que leen mi relato saben disfrutar, me metí los huevos de Evelyn una y otra vez en mi boca, buscando saborearlos todo cuanto pudiera, chuparlos un poco duro hasta que Evelyn se quejó un poco, me disculpé, pero internamente quería hacerle sentir ese dolor rico de cuando te chupan un poco duro los huevos, el pene de Evelyn, esa deliciosa y gran porción de carne no resisitó más, se liberó de su prisión, saltando y lanzando una gota de presemen que felizmente vino a caer en mi boca, el sabor me volvió loco, tuve que tragarme su verga de una sola vez, con el prepucio puesto por encima, me puse a mamar como una perra a su dueño, como la puta que quería ser para mi Evelyn, ella disfrutaba enormemente con mi mamada, yo ya conocía sus puntos de placer, y esta noche le ofrecí algo más de mi boca: me metí su verga dentro de mi garganta, hasta el fondo, duro, sin dejar que mi garganta opusiera resistencia, sentí como me irritaba de inmediado el objeto que entraba forzadamente en mi humeda y apretada garganta, y Evelyn soltó una exclamación de placer, “me dijo que haces chiquito, yo empecé a follarme mi garganta con su verga, duro y rápido, Evelyn entendió de inmediato o quizá instintivamente, agarró mi cabeza y empezó a llevar el ritmo, más vigoroso del que yo llevaba, para mi sorpresa, pero quizá por eso yo lo disfruté más, ahora mi garganta era un agujero de placer rudo para mi dueña, Evelyn me dijo “asi te gusta chiquito”mientras su verga daba embates cada vez más violentos contra mi garganta, luego se levantó sin sacarme su verga de mi garganta, ya llebava bastante tiempo dentro de mí y sentía que empezaba a faltarme el aire, pero vi un video porno donde una puta respiraba mientras tenía una verga en la garganta así que lo intenté… y resultó, Evelyn se asustó un poco pero una ves que tuve mi bocanada de aire jalé fuerte su cadera y ella, cuidando que no me fuera a desmayar, pero empezó a cogerme la garganta como si estuviera cogiéndose un culo, y yo feliz por ser la puta realizada de mi ama y señora, mi Evelyn a quien quería dedicar toda mi lujuria, y al mismo tiempo a quien amaba con todo mi corazón, Ella me follo duro y rápido, furiosamente haciendo de mi garganta lo que quizo, y de repente, descargó los generosos chorros de semen en mi interior, pero yo saqué rápidamente una parte de su verga y me quedé su delicioso glande en mi boca, recibiendo los últimos chorros de leche de transexual en mi boca, mmmh! Jugo exquisito sacado de esos huevos que tanto me gustaba mamar…

“Evelyn” le dije, “me encanta tu pasión cuando me follas la garganta”

Si te gustan mis relatos y quieres hacérmelo saber aquí están  mis medios de contacto:
cel:+52 55 81 29 6 123
correo-e: davidcdmx5@gmail.com


David y evelyn 2: amor?

Escrito por davidcdmx5 14-03-2018 en relato erotico. Comentarios (0)

La mañana siguiente habíamos despertado desnudos y abrazados, y como dos personas totalmente nuevas: yo había descubierto mi lado “fan de las chicas Trans” y cuando Evelyn se levantó me di cuenta que emitía señales de que realmente, nunca le había dado las nalgas a nadie, por la mañana su cuerpo se veía mucho más sexy, que anoche, desnuda y de pie se miraba en el espejo buscando noseque, me levanté y la abracé por atrás, la besé y la acaricié, le di un pequeño mordisco en el cuello y masajeé sus preciosas tetas, empezamos a acariciarnos pero luego de unos minutos ambos nos dimos cuenta que teníamos mas hambre de plato que de culo, así que salimos a desayunar, ella me siguió contando de si misma, yo le dije de mi propia vida, abrazados buscamos un lugar donde comer y ya por la tarde nos despedimos, ella me dio su teléfono y me dejó en la entrada de metro revolución, yo le di un gran beso y baje las escaleras, pensé que había sido delicioso pero una chica asi no podría desear quedarse con un tipo como yo, no siento que tuviera nada de especial, por eso me soprendí mucho cuando, un poco nerviosa me llamó, a los 5 minutos, quería saber si yo realmente quería volver a verla, casi riéndome de la grata sorpresa le dije que sí, totalmente, me encantaba su forma de hablar, de ser, y de coger, y no podría negarme a volver a ella cuantas veces fuera posible.

Quedamos que la visitaría dos semanas después, aproveché para ir más al gimnasio, cortarme el cabello, ver que ropa me quedaba mejor y lo que pudiera para estar mas atractivo para ella.
tras el tiempo acordado volví al centro y la llamé media hora antes de llegar, vestido con mi pantalón de pata de elefante apretado en las nalgas y el pene, playera sin mangas negra, pegada, sudadera roja y tenis negros, pulsera y colguijes para verme un poco roqueroso, la barba diseñada depilando las zonas donde no quería tener pelos… y el resto del cuerpo bien razurado, listo para lo que esperaba que fuera una tarde y una noche deliciosas.
mientras subia el edificio me di cuenta que habían hombres entrando y saliendo y me sentí un poco raro, obviamente ella se dedicaba a la prostitución… ¿y eso me gustaba? Estaba muy nervioso cuando toqué la puerta por que acababa de descubrir algo de mi que no sospechaba, y ella abrió la puerta, hermosa, vestida elegantemente con un vestido marron con adornos dorados, zapatillas de tacon altísimo (de puta) y una sonrisa y ojos brillantísimos, sentí algo muy agradable en mi pecho, le dije sinceramente “estas preciosa” y ella me correspondió con otro cumplido, nos agarramos de las manos y luego la agarré de su breve y perfecta cintura, nos besamos en los labios y luego pasamos a su habitación. Había hecho de comer una deliciosa paella que yo estaba demasiado nervioso para comer, comí solo un plato y decidimos dejar el resto de la deliciosa olla para después, ella me llevó a su habitación y yo estaba ansioso por comenzar, para mi sorpresa, prendió un cigarro y se sentó en mis piernas, se veía preciosa, elegante y sensual haciendo esto, le dio una calada al cigarro y me besó, compartimos el humo del cigarro mientras nuestras lenguas se saboreaban, su boca sabía a menta, pero ahora pude distinguir un ligerísimo sabor a semen… eso me calentó muchísimo y la besé con pasión, acariciándole sus piernas justo por debajo del vestido y su cintura, ella era toda una dama en ese momento, se levantó me ordenó que me bajara los pantalones y mi erección salió a relucir. Luego se sentó encima de mí acariciando mi pene con sus preciosas nalgas, moviendo el culo haciéndome un fantástico masaje, de repente mi pene encontró el camino directo a entrar en su ano y penetrarla en un solo empujon que ella misma estaba dándome, lo sentí delicioso pero ella solto un grito, su ano adolorido me apretó durísimo y Evelyn aguantó lo más que pudo, pero se levantó al final, me acosó en la cama y mientras yo me quitaba la playera ella tomó mi verga y empezó a mamarla con avidez, como queriendo compensarme por no poder entregarme su culote delicioso, yo estaba en las nubes mientras ella mamaba como una posesa, de repente se detuvo y se llevó mi verga a su nariz, sin poder evitarlo le pregunte “¿por que haces eso?” me respondió “me gusta como hueles” y volvió a esnifar mi verga antes de darse con ella en la mejilla y volver a mamarla, yo estaba super caliente pero deseaba follarla otra vez, le pedí que hiciéramos un 69 y me dio a comer su precioso pene, que también tenía un sabor y aroma a semen, me tragué su verga lo más que pude, empujándola hacia el fondo de mi garganta aunque no pudiera pasar, estaba fuera de mi, exitadismo, Evelyn hacia movimientos para follarme la garganta también, sin pensarlo empecé a darle nalgadas y su verga se puso rigida como un fierro, entonces empezó a gemir y su pene a latir, y como si estuviera disparando, varias descargas de semen entraron en mi boca hasta llenarla totalmente, me levanté y la bese para que pudiéramos compartir su deliciosa leche, luego la tome del cabello y empecé a follar su boca sin control alguno, lo hacia rápido y fuerte, a veces mi verga entraba hasta el fondo y Evelyn me miraba con ojos apasionados, le estaba dando durísimo y empecé a gemir, entonces eyaculé en su boca, entre sus preciosos labios descargué mi caliente leche y ella la saboreó, me estuvo mamando hasta que salió la ultima gota de leche de mi verga, luego me besó y se recostó mirándome sorprendida “no sabia que pudieras ponerte asi” le sonreí y le dije “eso no es todo” de inmediato empecé a mamar su verga deseando ponerla a tope, y luego me di la vuelta, le ofrecí mi culo que con gusto aceptó, tomó fuerte mis caderas y me penetró sin dudarlo, sentí mi culo invadido violentamente por su pene que se sentía gigantesco y de inmediato empecé a escuchar el sonido de sus bolas contra mis nalgas, un impacto fofo que anunciaba la deliciosa cogida que me estaba dando, Evelyn me dió una recia nalgada que me hizo apretar el ano y siguió dándome muy duro, en eso miré en el espejo, un “rockstar” siendo cogido salvajemente por una puta trans super lujuriosa en un vestido elegantísimo, me empecé a pajear y solo fue suficiente un poco para empezar a eyacular una segunda y potente vez, mi mano quedó llena de semen que empecé a lamer y que Evelyn me jaló de los cabellos fuerte para acomodar mi boca y probar mis labios llenos de leche mientras seguía dándome verga, en ese momento empezó a darme mas rápido, mas frenéticamente, y así, mientras mi semen estaba en nuestras bocas, su semen empezó a fluir al interior de mi culo, una deliciosa y calida fuente que  manaba con cada embestida nueva que me daba, todo el tiempo haciéndome sentir esas deliciosas punzadas a la altura del ombligo…

Evelyn se paró y fue a orinar, yo estaba muy cogido y satisfecho, regreso a la habitación totalmente desnuda y yo me desnudé también, quedamos asi, abrazados y hablando de lo mucho que estábamos disfrutándonos y lo agradecido que yo estaba de haberme detenido a ayudarla dos semanas antes, en un momento me dijo “quieres hacer un trío”...

Si te gustaron mis relatos y quieres hacermelo saber aqui mis medios:

Correo electrónico: davidcdmx5@gmail.com

Celular: +52 55 81 29 61 23

David y Evelyn: mi primera vez con una chica Transexual.

Escrito por davidcdmx5 13-03-2018 en relatos eroticos. Comentarios (0)


Hola! Me llamo David y tengo 25 años, mido 1.70 soy de piel clara y me gusta mucho el deporte, uso barba y cabello negro ondulado medio largo en un peinado como ese que usaba una tal Miley Cyrus, me considero sapiosexual de genero fluido, por que la vida me ha llevado a compartir sabanas con mujeres, chicos y chicas Transexuales, y hoy les quiero contar esto  que paso un día como cualquiera en CDMX.

Fui a comprar ropa al centro en unas tiendas que conozco desde hace mucho, hoy había conseguido una chamarra de piel sintetica de buena calidad, un pantalón de mezclilla de talla 30 que me encanta sentir como se me resbala por las caderas, y cuando uso cinturón, me aprieta el pene y las nalgas y las piernas que entreno en el gym, y unos tenis de gamuza color crema, ya iba de regreso para entrar al metro en la plaza de la constitución cuando vi una chica agachada, afanada en controlar una lona rebelde de esas que tienen leyendas y que usan tanto en las marchas, mientras me acerqué a ayudar no pude evitar notar el brillo plateado de una tanga asomando en la parte baja de su espalda, “yo agarro esta parte, tu arregla esta otra” le dije sin más, ella se sorprendió y tardó un segundo en comprender que de hecho alguien le estaba ayudando, era una chica transexual rubia, un poco chaparrita, de piel blanca bronceada y unos lindos pechos y unas hermosas y amplias caderas, cuando estuvo terminada mi labor le guiñe un ojo y me dispuse a seguir mi camino, cuando escuché su voz, con un acento que pronto aprendería que es de chihuahua “me puedes ayudar, quiero llegar a Tlatelolco pero no se como” me detuve a pensar cómo llegar desde ahí mientras ella me comentaba que iba a una marcha junto con unas amigas y que ellas ya estaban allá, yo empecé a darle las indicaciones pero iba a medio camino y nos dimos cuenta que era muy intrincado llegar desde ahí sin saberse la ruta de antemano, así que decidí acompañar a Evelyn (asi me dijo que se llamaba) mientras caminamos me decía que se sentía aliviada que la acompañara en ciertas partes que le daban miedo, yo le platiqué de detalles históricos del camino para distraerla y cambiarle el humor lo cual efectivamente la hizo sentirse mas tranquila. Cuando llegamos a Tlatelolco habían docenas de contingentes, Evelyn me dijo que tenia que encontrar el contingente con el que venía, y en eso nos llegó una reportera, me sorprendí mucho al ver que cada pregunta que la reportera hacía, Evelyn respondía diestra y directa, luego empezó a comentar todo lo que esperaba que se lograra con la marcha y empecé a sentir como mi pulso se aceleraba, al verla tan inteligente mi parte sapiosexual se activó y empecé a verla con nuevos ojos, cuando la reportera se fue a seguir su reportaje Evelyn me miró todo asombrado, se sonrió un poco ruborizada y le pregunté mas cosas, nos distrajimos lo suficiente para que cuando se desató un sorpresivo aguacero, ya no había lugar donde guarecernos de la lluvia, así que primero nos cubrimos con la lona pero cuando arreció mas y más, tuvimos que irnos acercando hasta que quedamos bien abrazados, cubiertos por la lona que difícilmente podía detener el agua y nuestros pies y tobillos absolutamente empapados, a mi que me exitan los besos bajo la lluvia esta situación me provocó una solida erección y una respiración entrecortada, Evelyn quizá se sentiría igual cuando me dijo “te puedo besar” yo no pude mas y solo empecé a besarla por la comisura de los labios, nos besamos de piquito un par de minutos y ella pudo sentir mi erección que se alojaba entre sus piernas, yo no pude sentir nada ahí, como si fuera una chica “normal”. Cuando terminó la lluvia, tomados de la mano buscamos la comitiva lgbt+ y buscamos cualquier excusa para que la acompañara, el resto de la tarde transcurrió genial, convivimos con la gente de la comitiva y disfrutamos del evento hasta bien llegada la noche, eran eso de las 11 pm y ella me dijo que era muy tarde para que yo me regresara hasta Iztapalapa, y que quería pagarme la ayuda que le había ofresido ese día, en casa había algo de comer y podría poner mi ropa a secar, yo acepté y llamé a casa para avisar que me había ido a la marcha y me quedaría la noche en casa de un grupo de amigos. Luego fuimos juntos hasta puente de Alvarado, abrazados como novios, me embriagaba su aroma y sentir su trasero contra mí, cuando llegamos al edificio donde vivía me dijo que vivía con varios romees, y subimos hasta el tercer piso, saludamos y nos pasamos directo a su habitación para que me pudiera quitar la ropa. El lugar no era de lujo pero estaba arreglado con muchas ganas, había una cómoda con un gran espejo y una litera que en ocasiones compartía con su mejor amiga, pero esta noche estábamos solos. Yo me disculpé y me senté de espaldas a ella en la cama, para quitarme la playera y los tenis, me cubrí con una toalla que estaba cerca y me di la vuelta para buscar mi ropa nueva, justo a tiempo para ver como se levantaba la blusa y sus pechos bellísimos saltaban a la vista, sin darme tiempo a reaccionar y con destreza se quitó el brassiere y reveló unos preciosos pechos con pezones pequeños y hermosos, ella no parecía tener problema alguno al estar desnuda frente a mi, me sonrío y luego se bajo los pantalones, volví a ver la tanga plateada, unas piernas bellamente torneadas y unas nalgas de infarto. Se presentó tan solo con esa tanga plateada ante mí e instintivamente me acerqué a ella, su sonrisa era grande y cuando estuve suficientemente cerca pude sentir de nuevo su aroma embriagador y al tocarla, su piel tersísima, la agarré por la cintura y acercamos nuestros cuerpos, acerqué mi boca a la suya y sentí su aliento, luego la besé, y empecé a recorrer su cuerpo con mis manos mientras ella recorria el mio con sus manos, nos agarramos las nalgas y mi toalla cayó al piso, mi erección se incrustó entre sus piernas y pegue su cuerpo al mío, nos fuimos a la cama donde me puse encima de ella besándola y lamiendo su cuello su piel, ella me sentó en la orilla, se bajó y empezó a darme un delicioso sexo oral a mi ya duro fierra, mi pene es de tamaño un poco mas grande de lo normal, grueso, y ella se lo comía con maestría, en un momento se metió todo mi pene en su garganta hasta el fondo y luego sacó la lengua y empezó a lamer mis huevos, yo sentía que me iba a correr en su garganta en cualquier momento, pero quería que esta noche fuera mas larga, asi que la levanté y juntos fuimos bajando su tanga, entre sus piernas su pene empezó a revelarse, estaba perfectamente oculto entre sus nalgas y se iba desdoblando revelando su gran y hermosa extensión. Era un pene hermoso, largo como de 20 cms y grueso, desprendia un delicioso aroma a pene limio y su forma estaba genial, su glande asomaba parcialmente fuera de un prepucio suave como la seda, lo agarré con una mano y ella reaccionó, lo olí y me encantó su aroma, luego mirándola a los ojos me acerqué a la punta de su pene y con mi lengua apenas lo roce, haciendo que ella volviera a dar un brinquito, luego cerre mis ojos y me meti toda la cabeza de su pene en mi boca, lo empecé a chupar con el prepucio encima, y fui metiendo mi lengua bajo este poco a poco, recolectando el delcioso sabor de esta hembra con pene, busque que su sabor y aroma se me impregnaran en toda la boca, y luego volví a pararme y a besarla con el sabor de nuestras vergas que hacia aun mas deliciosos nuestros besos.
Evelyn estaba tan exitada que sin decir nada me puso en la cama bocabajo, yo me dejé hacer, ella se puso un poco nerviosa y me dijo que si me habían hecho beso negro antes y le dije que no pero que quería experimentarlo, entonces Evelyn me hizo parar mi culo me sentí sonrojado y como una puta mientras mis nalgas eran abiertas por sus manos y su goloza lengua daba placer a mi ano, Evelyn lamió hasta estar satisfecha y yo super exitado, con ganas de entregarme como una puta, ella no tardó en hacer realidad mi deseo, puso su gran pene en la entrada de mi culo y poco a poco empezó a presionar, primero pensé que me estaba empujando con el codo o algo, pero sentí su prepucio deslizarse y me entró un poco de miedo no sabia si era posible coger con un miembro asi, pero con un poco de saliva mi ano empezó a ceder, su cabezota estiraba mi apretado ano y pronto empezó a expandirse como nunca antes en mi vida, pensé que mi ano iba a reventar y luego todavía se abrió más, hasta dar cabida al enorme invasor, sentí un click y pensé que ella ya estaba dentro de mí, pero cuando empezó a empujar me di cuenta que apenas era su cabeza la que había entrado, Evelyn empezó a decirme lo mucho que estaba disfrutando de mi ano y todo lo que yo le gustaba y empezó a empujar mas y mas, yo sentí que entraba una cantidad imposible de pene y verga en mis entrañas, no sabia a donde estaba yendo toda esa carne, hasta que sentí una punzada en mi estómago, me tenía totalmente empalado en su tranca, y luego continuó penetrando más, sentí aun mas la punzada en mi abdomen y luego sentí un cosquilleo, finalmente, sus huevos estaban tocando los míos, me sentía aliviado de poder albergar esa verga dentro de mi, y luego Evelyn empezó a bombearme lentamente, pero con cada movimiento mi ano disfrutaba y empeaba a pedir que le dieran mas verga. Mi boca no tardo en confesárselo y Evelyn empezó a darme lo que quería, pronto sus huevos hacían como palmadas contra mi culo y me daba nalgadas macizas que me dolían pero igual me dejaba nalguear por que esa verga lo valía, Evelyn me jodió el culo con mas fuerza y pronto me agarró de los hombros y fuertemente me penetró hasta el fondo, yo sentía que me atravesaba el abodmen y luego las punzadas de su mástil bombeando y expulsando su deliciosa leche en lo mas hondo de mi interior, cuando sacó su verga de mi ano sentí que se me había quedado abierto y ella escupió dentro de mi culo, me metió la verga una vez mas y luego de sacarla se acostó a mi lado. Platicamos de lo que nos gustaba uno de otro y me quede abrazado a su cuerpo, no podía dejar de agarrarle sus preciosas tetas o sus fantásticas nalgas, entonces me entro la exitacion y le di la vuelta, con su culote para arriba, me bajé y repetí lo que ella había hecho conmigo, su culo estaba perfectamente limpio y cuando metí mi lengua entre sus nalgas su ano estaba muy sabroso que me daban ganas de comerlo durante horas, pero mi pene estaba durísimo y deseaba follarla ahí mismo, ella se puso un poco nerviosa pero se tranquilizo y me entrego su culo, puse mi pene en la entrada de su ano y sentí lo apretado y delicioso que estaba, pronto mi glande cruzó hacia su interior y el resto de mi verga siguió el mismo camino, estaba riquísimo su culo, apretado, suave y caliente, asi que la tuve que follar lo mas duro que pude, me atrinqué en su culo y me agarre de sus caderas tan fuerte como pude, y bombeaba con todas mis fuerzas, haciendo sonar nuestros testículos mientras chocaban, Evelyn gemía muy fuerte mientras le daba en esa postura, ver su culo entregado a mí fue demasiado y me corri en un gran orgasmo llenando de leche su culo, sintiendo sus nalgas conta mi abdomen, fue riquísimo sentir su recto apretándose exprimiendo mi verga aun mas, buscando recibir cada gota de mi leche, después de esto nos quedamos dormidos en la cama, bien abrazados y satisfechos, pero esta no seria la única ocasión que disfrutaría de un delicioso sexo con una verdadera mujer transexual.

Si te gusto y me quieres felicitar o contactarme aqui mis medios:

correo: davidcdmx5@gmail.com

telefono celular: +52 55 81 19 61 23